Blogia

kostra

LA METAMORFOSIS DE KAFKA. EL VIDEOJUEGO

La historia es de sobras conocida por todos: 1924, Sanatorio de Kierling, Viena. Un tuberculoso Franz Kafka le susurra la última voluntad al oídoa su amigo Max Brod desde el lecho de muerte. En su último estertor, Kafka le pide que queme todos sus manuscritos y le advierte que si algún dia se le ocurre publicar algo, le caneará desde el más allá.

Ni que decir tiene que Max Brod desoye las palabras de su larguirucho compañero de juergas universitarias, ve que ahí hay pasta y publica todos y cada uno de los manuscritos inéditos del amigo Franz (hasta la lista de la compra del Lidl, editada bajo el nombre de "Descripción de una lucha"), encumbrándolo así como uno de los mayores genios de la literatura universal.

Con algunas licencias dramáticas, por eso de hacer más llevadero y jovial el artículo, eso es lo que realmente ocurrió. Pero, ya nos conocen, en esta santa casa nos gusta reescribir la Historia y revestirlade tintes bizarro-épicos. Entremos entonces en el terreno de la especulación más peregrina y gratuita: Y la pregunta es: ¿Qué hubiera sucedido si Max Brod no se hubiera limitado a explotar el legado de Kafka por las editoriales más de lo que se ha hecho con cualquier papel garabateado por Kurt Cobain y hubiera tenido los santos bemoles de vender los derechos de la celebérrima Metamorfosis a los pollos de Capcom?

Y ustedes dirán: "¿Y qué coño me importa?" "A mí como si se mete un Huevo de Fabergé por el culo."

Bueno amigos, lo quieran o no, la cosa hubiera salido más o menos así: (No sé si será de recibo utilizar esta moderna y desenfadada nomenclatura tratándose de una obra de tal calibre pero, qué coño: contiene spoilers).

Interior. Día.

Plano americano de una máquina recreativa (si es eso posible) En una grasienta pantalla pixelada a 32 colores puede degustarse la siguiente Intro: "Capcom Presents: Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Insert Coin".

Le echas cinco duros a la máquina de marras y, joystick en ristre, tomas el control del monstruoso Gregor Samsa. El botón A es patada y el B salto. Pulsando los dos botones a la vez haces el "poder" que consiste en patada voladora de 360º de una cucarahca iracunda y licenciada en derecho.

La primera pantalla (como el 90% del juego) transcurre en la habitación de Gregor y el target es tratar de levantarse de la cama sin perder una purulenta patita (Truco de la Hobby Consolas: arriba, arriba, derecha, A y dos veces B) Una vez conseguido, ya puedes andar a tus anchas por la habitación. A la manera del Gran Theft Auto, un icono de movimiento te indica en cada momento la situación exacta del insecto.

Por lo general, el manejo del juego es bastante intuitivo pero no está exento de algunas dificultades intrínsecas a la trama. No en vano, ser un tío normal y, de la noche a la mañana, convertirse en cucaracha es más raro que ser del Borussia de Dortmund.

A la manera del Final Fight, Samsa puede interactuar con el entorno y destrozar el mobiliario de su funcional morada de sobrio estilo Austro-Húngaro. Al descoyuntar la mesa camilla o el armario, Gregor puede coger objetos tales como tuberías o chuletas de cerdo para golpear a los contrincantes o subir el nivel de vida respectivamente.

Si en el Final Fight los malos (bendito maniqueísmo) tenían nombres de trasnochados músicos de hair rock angelino ("Slash" "Axl"...), en La Metamorfosis, responden a nombres tales como "Hautpmann", "Hesse", "Musil" o "Rilke" (el émulo de "Andore" de las letras germanas).

Después de pasar a cuchillo a unos cuantos indeseables, llega el primer Boss. El primer enemigo de final de fase es el apoderado de la compañía de seguros en la que trabaja Gregor. El tío se persona en casa de los Samsa cuando se percata de que nuestro héroe no ha fichado en la oficina a la hora que debía y llama a su puerta con aviesas intenciones. Nada que una patada voladora no pueda solventar.

Una vez superado el escollo, se pasa a la Fase 2 y, para entonces, en chez Samsa el ambiente está más cargado que el Tozudo de MB.

En la segunda fase, aparece la siempre jugosa posibilidad de un Player 2. Tras un indecoroso insert coin de otros cinco duros, el segundo jugador toma el mando de Grete, la hermana menor de Gregor. Su misión no es la de rijostiar a todo ser viviente que se cruce en su camino, sino que debe abastecer a Gregor del alimento necesario para que éste pueda proseguir con su misión. Grete se convierte en una suerte de nave nodriza o Hermanita de la Caridad que debe superar innumerables obstáculos hasta entrar con las viandas intactas en la habitación de su maltrecho hermano. Algo así como la cursa de camareros de Barcelona que, una vez al año, le encuentran la gracia a eso de ir corriendo con una bandeja de cañas Paseo de Gracia abajo.

Por desgracia, la fraternal comunión dura menos que la carrera musical de Enrique Anaud y pronto Grete se cambia de bando. Es entonces cuando el ogro de su padre invade la habitación de la cucaracha y, en un arrebato digno de la chusquera Ley Corcuera (patada a la puerta), empieza a retirarle los muebles con más mala leche que Mike Tyson recién levantado. Patada voladora mediante, Gregor puede salvar el sillón y montarse con él una barricada en plena habitación.

Después de la siempre sufrida pantalla de bonus, es el turno de la Fase 3. En ella Samsa toma una decisión crucial, le entra un apretón y debe cruzar la sala de estar para llegar al excusado. La excursión se convierte en una odisea y sale más mal parado del paseo que M.A a su paso por El Gran Juego de la Oca. El caso es que el Sr.Samsa, hecho una hidra al ver a su primogénito de semejante guisa, le lanza un manzanazo con la fuerza de un obús. La fruta del deseo se incrusta de mala manera en el caparazón de Gregor, completando así un episodio más desagradable que tragarse un bocadillo de alcaparrones con mermelada de albaricoque y pan integral.

El manzanazo le quita media barra de energía al bueno de Gregor y, como no le pidas al tío de la riñonera cuatro monedas más, estarás herido de muerte. Así las cosas, Gregor se retira a la habitación y llega el sangrante momento del Game Over. Entonces ya sabéis lo que toca: Continue? 10-9-8-7-6 Insert Coin 5-4-3-2-1... todo esto ante el pavoroso y pixelado rictus de un Gregor maniatado y soplando a un cartucho de dinamita.

Esta es, a grandes rasgos, la trama del Videojuego. Les brindo ahora unos cuantos datos técnicos del jueguecito de los cojones. El motor gráfico del juego es el mismo utilizado en el Banananoid de la Atari y, por ende, las extremidades de Samsa se mueven menos que el Ser de Parménides.

Por eso de "La Cucaracha", Mariachi Jalisco (sí, los mismos que te atragantan la comida en La Cantina del Port Aventura) ha compuesto ex profeso una banda sonora para el juego; es decir, son exprofesionales que ahora componen por un poco de jaco.

El problema de los 8 bits radica en que el sonido no es todo lo deseablemente nítido y, durante todo el juego, no se oye más que un aterrador gruñido, muy parecido a aquél grito de Belzebu que sonaba cuando marcabas un gol en el Italia 90.

Bien amigos, después de leer tamaño despropósito, supongo que habrán aprendido la lección. La moraleja es: No os fiéis de los amigos en el lecho de muerte. Pedir un favor en tales circunstancias puede resultar más peligroso que los lavabos de una estación de autobús. Así que ya saben, no se mueran nunca o elijan muy bien sus amistades. Nunca sabes cuándo te la pueden meter doblada.

________________________________________________________________

Inclasificable agrupación de palabras perpetrada por M.A. Berrakus desconocemos hasta las cejas de qué psicotrópica sustancia, pero le preguntaremos que dónde la venden. Palabra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Martes y Trece: ¡HAPPY HAPPY SHITDAY, FRIENDS!

Hoy es día martes y es día trece, y si eres incauto y supersticioso y se te ocurre que los juntas a los dos y los dices seguido y de corrido, tal que así, "martesytrece", y luego te da por pasar por debajo de una escalera, ¿qué ocurre?..., pues que te electrocutas fijo, ya que en lo alto de la dicha escalera había un técnico de Teléfonica cateto que cortó el cable que no era y metió el destornillador donde no debía. Era, pobriño, su primer día... y el tuyo tú último, de día, que ya la diñaste, te fuiste, previo corrientazo trapero, todo alma pecaminosa y pellejo requemado, infierno abajo.

A falta de escalera o técnico cazurro cabe también lo de embarcarse, en chalupa o barquichuela, e irse uno a tomar por saco a los dominos de ese tal Neptuno, el barbas del tenedor gigante. Aconsajable es en este caso, pese a todo, hacerse con un buen neopreno, que con lo frías que están las aguas en estas dichosas fechas, y en general la entera vida, no es cuestión, de, amén de estirar la pata por la lógica falta de oxígeno, traspasar además el umbral con una pulmonía del quince que para qué les cuento, que seguro que allá arriba -o allá abajo, que no os engañéis, tanto da que da lo mismo, monta tanto como monta, Azazel como San Marcos, que en uno y otro lugar, Infierno o Paraíso, es a ti, muerto infeliz, a quien siempre le acaban dando, y mejor no especifico orificios-, segurísimo, como decía, los penicilíticos cuestan una bestialidad, y no están ya las cuentas corrientes a estas alturas como para semejantes hielos.

De lo de casarse, maridarse, condenarse en definitiva, como veis, no digo nada, puesto que aunque no pongo en duda que los quedan todavía, y no pocos, que le encuentran alguna gracia y/o utilidad a eso de liquidarse en vida papeles y alianzas de por medio, ninguno empero, ya lo sé, se atrevería a cometer tamaña barbarie en día laborable, que quién narices iba a ir entonces al convite, y de no ir, los invitados, me refiero -leánse también "primos"-, a ver cómo coño nos pagamos el lujazo del Polvo de Miel en Punta Cana.

 

De todos modos los mejores martes y trece fueron los cómicos, el par de idiotas, Josema y Millán, que de tontos, ojo, nada de nada; pero eso sí, cuando al principio, cuando hacían gracia, que no andaban todavía quemados, ni churrascados, porque se cuidaban mucho los muy pillos de no pasar escalera alguna por debajo ni mucho menos acercarse a ningún experto en telecomunicaciones... Estoy hablando de cuando lo de Encarna de Noche y las empanadillas haciéndose en la mili de Móstoles, o lo del detergente Gabriel y cómo de grande el paquete de su marido, y lo del Café Tacilla, y el Lauren Postigo (en paz descanse el angelico y lo anchos que nos quedamos aquí tantos), y aquello de "¡Ole!, ¡ole!, ¡quéarte tiene... queere u mosstruo... ¡Ere u mosstruo de fea, cabrona!" A partir de ahí ya ni puta la gracia, ni falta que hacía oigan, porque a cada cual lo suyo, y al César lo que es del César, y ya que estamos, pues eso: "¡Ave, César!, que los que van a morir... pues... pues que se jodan..."

 

Y bien jodidos... del primero al último, que somos todos -como Hacienda, si hubiese Dios, pero me da a mí que no...

Y que conste que esto, lo de que os jodáis y todo eso, os lo dice uno que si hoy fuese marzo cumpliría años, pero no, no soy acuario, que soy lo de los dos pececillos enroscados id a saber vosotros haciendo qué guarradas, el 69 como poco... Pero sí en cambio nací un trece y un martes, y encima las dos cosas de golpe, que tuve que salir impaciente y tocaplacentas a más no poder, que no me podía esperar, como cuando te meas y oyes agua bajar; así que algo sé de infortunios y malfarios, un poquito bastante, que ya os lo dije ayer, que tengo una amante devota que nunca me suelta, la muy perra, y que se llama Suerte, es verdad, pero de la otra, de la Mala, de la que nunca se acaba, que ya la quisieran para sí los conejitos tamborileros y cabrones de Duracell...

De modo que henos aquí todos un día más, martes y trece para más inri, congelados de frío y bien jodidos la mayoría, leyendo esto; ¡menuda basura!, que hasta un menda, que la está escribiendo, soy el primero que lo reconozco, que es una completa mierda; pero que al menos sirve de entreno, incluso de receta, o de lección, como queráis..., sobre cómo se puede sacar uno un post de la manga cuando no tiene nada, que contar ni que escribir, y está ahí pensando y pensando, perdiendo el tiempo, como de costumbre, y entonces ¡zas!, va y se le ocurre, como el que no quiere la cosa, echarle un ojo al calendario...

_______________________________________________________________

By The Vaugan

El paradigma de no caer bien: Jordi L.P.

Sí amigos. Como imagino que el fenómeno del rechazo a las monerías de este patético showman no sólo se reduce a la RedaccióN AreniL, sino que se trata de algo más extendido entre la grey regulera, este humilde siervo de Mefisto ha decidido repasar de manera torpe y tendenciosa las incursiones en la tele del simpático y elegantemente gañán Jordi L.P. Que cae mal no creo que sea motivo de discusión. Graciosete de barraca de feria, con ínfulas de galán trasnochado y tripón, sus imitaciones aceleran el flujo de nuestros ácidos estomacales peligrosamente. No hace gracia alguna, de hecho seguramente sea el peor monologuista de la Meseta y alrededores. Y eso es decir mucho y malo en este país en el que las risitas de guión inundan nuestro panorama televisivo. Personalmente, ver a Jordi L.P. imitando a Pujol por quincuagésimosexta vez, me hace una gracia siniestra, como me la puede hacer Michael J. Fox intentando jugar a la Wii.

 

 

Debe tratarse de un rara avis, un humorista con una carrera que ya comenzó crepuscular, y que se ha mantenido así durante muchos años. Surfeando en la cresta de la ola catódica gracias a los vientos soplados por don Bertín Osborne, Josep María Bachs, y hasta el propio Lazarov. Por supuesto, alguien que ha conseguido mantenerse ahí tanto tiempo, se convierte en "artista polifacético". Preparen sus e-mules que en febrero sale su disco de balidos, "My swing", en el que por primera vez intentará no irritar demasiado con esa voz del demonio. De hecho, ha jurado que no imita a nadie en todo el disco.

Los 90 y Tele5 fueron un caldo de cultivo idóneo para toda una horda de espantos surgidos de las mentes de los programadores más abyectos. Y por supuesto una oportunidad única para que Jordi diese a conocer su gran talante cómico a todo el mundo. La cancha que le dieron en "Tutti-Frutti", "Ven a cantar" y "Entre platos anda el juego" le permiteron, como dice en su prodigiosa web "conseguir la perfección de sus distintos personajes, así como elaborar monólogos de la más rabiosa actualidad". Todos estaremos de acuerdo en lo de rabiosa.

 

 

Tras haber demostrado en las fiestas de su pueblo el don con el que Dios lo había bendecido, el de la gran mímica facial, nuestro no bien amado Jordi L. P. (López Peña, no perdérselo amigos) dio el salto a su grandísimo personaje en "Tres Pics i Repicó" (Tres picos y repicón), el Bocagrossa, de infausto recuerdo para los que tengan memoria y estuvieron expuestos durante aquella época a la televisión autonómica catalana. Allí llegó a codearse con la mismísima Vicenteta, aunque nunca llegó a despertar la simpatía y la popularidad de nuestra fallera bailarina de charleston favorita. No sé ustedes, pero el menda con sólo 12 años aprovechaba que salía el Bocagrossa para ir a mear o a tocarse en sitios por primera vez. Tal era el tedio existencial que me sugería el campechano personajillo.

Después de haber demostrado su gran habilidad para que la gente de plató riera justo cuando se encendía el cartelito de "risas", pasó por los antes citados programas de Tele5, y de ahí, al cielo. Su momento cumbre, el más álgido. Presentó durante 2 horas (¡¡¡2 HORAS DE L.P.!!!) "La batalla de las estrellas" junto a Bertín, María Abradelo, y otros cracks mediáticos sin par, oigan. La época de Tele5 en la que se batieron todos los records de caspa incrustada, tuvo a Jordi como pregonero mayor, y seguramente sea por eso que más tarde se dedicaría en serio a hacer de pregonero mayor por las etílicas fiestas mayores de los pueblecitos, eminentemente, de Catalunya.

 

 

Tanta popularidad y fama no podía acabar bien de ninguna manera, le ha pasado a Bon Jovi, a Britney Spears, y también como pudimos ver en un post anterior, a Gary Coleman. Por eso Jordi, inquieto como una mosca atiborrada de anfetas, se metió a actor en la película de su colegui Francesc Bellmunt, "Una orgía en Formentera". Una peli de violaciones, agropecuarismo extremo, rencor, amor y redención, en la que no hay ni un tercio de las guarreridas que promete el título. A partir de ahí ya estaba todo hecho. Optó por un discreto retiro en la radio, sin perder su vis cachuenda y, acechado por la nostalgia, intervino en algunos programas de TV3, llegando incluso a presentar la entrada al nuevo milenio en Canal 9. Feliz nuevo milenio. Contra todo pronóstico, contra toda lógica, y contra natura oigan, le fue otorgado el premio ARC (Asociación de Representantes de Cataluña ¿?) al mejor humorista del año 2002. Debe equivaler a unos Razzies del humor o algo así, porque si no de qué, a ver, de qué...

Tantos éxitos consecutivos dieron a Jordi la posibilidad de ejercitarse en el también supercómico mundo del golf, y para no desaprovechar sus vastos conocimientos en la materia, TV3 volvió a darle otra oportunidad para caer mal a la gente presentando el elitista "Forat 18" (Hoyo 18), un programa de ¿deporte? en el que la concentración y la seriedad se sazonaban con imitaciones de Jordi Pujol, muy a cuento la verdad.

Finalmente, y tras alguna que otra incursión de la mano del inefable Valerio Lazarov en TVE y Tele Madrid, se dedica otra vez a la radio, a hablar de golf. Si la idea de hablar de golf por la ondas ya es rara de por sí, no imagino qué capricornios debe resultar con el tipo este de director y presentador.

 

Ahora lanzará su cd romántico -les vuelvo a recordar que apresten sus e-mules- y se preparará para luchar codo con codo en el top-manta con Lorena, Bisbal y, ya puestos, Björk. ¿Imaginan un dúo Jordi L.P.-Björk?

Ya han visto amigos, el Spanish way of life en estado puro. Lo he puesto a caer de un burro, pero se habrán dado cuenta los más avispados que todo es pura envidia. Jordi es el paradigma del encumbramiento per se, una alabanza a la incompetencia, una oda a la falta de talento y, en resumen, lo que todos deseamos que nos suceda un día de estos. El hecho de que yo esté ahora sentado ante el ordenador a las tantas y en postura deprimida, y el seguramente esté en un yate en las bahamas fumándose un Cohibas mientras bebe Cardhú y dos supermodelos se la estén mamando a la vez, no es óbice para que no me sienta superior y me haga eco de lo mal que nos cae a todos. ¿O es que la estoy cagando y sólo me cae mal a mí?

Un último kostroapunte. Vayan a la web de este compadre y visiten el apartado "Historia". Jordi L.P. además de gracioso, es culto y refinado hasta la náusea.

De todos modos a día de hoy la mejor imitación de Pujol sigue siendo la de Paul Verhoeven...

____________________________________________________________

Libelo producido a la sazón por la bilis del Dr. Peter Smegman tras una tediosa tarde de aburrimiento ante la Caja Cabrona. Reportaje gráfico excretado por el alumno más adelantado del 3º Taller Berrakus de Paint y Bocadillos de  Diálogo.

Qué asco de Vida: La ejemplar vida de Gary Coleman

Bueno, bueno, al fin, ya está aquí, la largamente esperada y todavía más largamente postergada participación en nuestras ArenaS del mandamás de Tierras de Cinefagia, Kuroi Yume, como Special Guest Star. Sabemos que el mundo podría haber sido algo mejor si todos dedicásemos nuestro tiempo a cosas más prosaicas pero... tontuelos! sabemos cómo os gusta TODA ESTA MIERDA...

_____ 

¿Qué hay más bello que ser el paradigma de la inocencia, de la felicidad infantil, un modelo a seguir por decenas de oprimidas minorías étnicas yankees; y al minuto siguiente verse convertido en un engendro violento, provocador, bizarro, con la cabeza aprisionada entre gigantescas ubres femeninas, en una larga y lastimosa carrera para convertirse en Gobernador de California?

Bienvenidos a: “Detrás de las Cámaras: La ejemplar vida de Gary Coleman” (añadid musiquilla televisiva al gusto, preferiblemente tipo noticiario).

Gustosamente explicaríamos aquí aburridos datos biográficos pero esto es internet: si miles de horas delante de absurdos programas infantiles no les han convertido en imbéciles, conseguirán esa información tan deseada con facilidad (“busquen, comparen...” y por los dioses créanse todo lo que lean, siempre será mejor que las noticias de la tele). Nuestra intención es ir al meollo, así que si quieren saber cómo se llamaban sus padres, o si bajo esa ínfima estatura se esconde un anormalmente gigante pene estriado por venas del tamaño de tuberías del gas, esta no es su página.

Al tajo. El que fue uno de los niños prodigio de la TV de los 80 con la serie Arnold, ese personajillo odioso que llegó a España con las cadenas privadas, sus abultados mofletes y su aborrecible “¿de qué estás hablanduuu?" ("Whatchoo talkin' 'bout?" en el igualmente odioso original), se convirtió inexorablemente en uno de los reyes del merchandising (y a día de hoy aún continúa con un kostroso revival popero). Miles de fiambreras, chapitas, camisetas, pegatinas de “TeleIndiscreta” e insufribles gifs animados sacaban partido de su adorable jeta, haciéndolo omnipresente cual paradigma de una juventud cool que igual adora a (la mutilablemente insufrible) “Punky Brewster”, como aman los anuncios de las cajas de cereales.

Una prueba irrefutable de que El Coche Fantástico no era tan fantástico es esta, vean cómo no quiso hacer un favor a la Humanidad y atropellar por sorpresa a este par de mendrugos...

Pero mientras (casi) todos reíamos con su imagen pegada en nuestro chanante portamonedas playero, Gary no era un niño feliz: Exprimido por sus padres (ganaba 70000 dolares por episodio) y castigado por una enfermedad que no le permitía crecer.... (Para los morbosos: una nefritis por la que ya ha recibido varios transplantes de riñon, entre cuyos síntomas encontramos :

-Aumento o disminución en la producción de orina

-Fiebre

-Cambios en el estado mental, desde la somnolencia, pasando por la confusión hasta el coma

-Náusea, vómito

-Erupciones (en ocasiones)

-Hinchazón del cuerpo en cualquier zona

-Aumento de peso (por la retención de líquidos)

-Sangre en la orina y por supuesto una alteración del crecimiento al darse en edad temprana)

...Gary creció (es un decir), dejó de ser el “adorable” Arnold, y deambuló sin pena ni gloria por platós haciendo de sí mismo en penosos cameos, o en más o menos desafortunadas colaboraciones (“SFW”, “Matrimonio con Hijos” , Los Simpson, etc.).

Los éxitos no se sucedían en su carrera, ni tampoco en los juzgados si tenemos en cuenta que demandó a sus padres por 8,3 millones de dólares, y el 23 de febrero de 1993 finalmente consiguió sólo 1 millón y pico. ¿Pero qué es un millón de dólares para una superestrella? Pues más bien poco porque en 1999 se declaró en bancarrota y poco después, en noviembre de 2000 tuvo que afrontar una demanda por gastos hospitalarios de un cazaautografos que osó interrumpir a nuestro héroe mientras intentaba comprar un chaleco antibalas en unos grandes almacenes...

"Grave error", que diría el Sr. Schwarzenegger.

Estaba pues en esa carrera en barrena hacia los infiernos, prestando su voz a videojuegos y poca cosa más (viviendo aún de la caridad de una fama perdida en tiempos remotos) cuando se cruzaron en su camino los salvajes creativos de “Running With Scissors” sin lugar a dudas la compañía de videojuegos más aberrante de la historia, capaces de crear un juego en el que se puede asesinar a sangre fría con una escopeta (con un gato como silenciador) a lindas animadoras, mutilarlas con fruición y tras prenderles fuego a base de gasolina, apagar el incendio orinando sobre las cenizas. No es Delicioso?!

Pues fue dicha compañía la que lo sacó del triste ostracismo, la que lo catapultó de nuevo al estrellato mediático..., aunque fuera durante unos días, como mucho... Fue esta compañía la que le contrató para un breve pero intenso papel en el juego “Postal 2”. Allí, en el más sincero y abnegado homenaje que se le ha hecho nunca, se veía a su alter ego digital firmar libros en un gran centro comercial hasta que la multitud lo sacaba de sus casillas y, AK-47 en mano, masacraba impunemente al respetable... hasta que era abatido por la policía... ¿No es una maravillosa carta de presentación para un futuro Governador de California?

Porque fue ese pequeño papel, que le devolvió brevemente a la popularidad, lo que le permitió colarse en el concurso más absurdo de la historia de la TV. En el reality más repugnante desde que De la Cuadra-Salcedo se hartó de comer gusanos en el programa de Emilio Aragón. En el debate más surrealista desde el ya mítico “milenarismo” de Arrabal... Estamos hablando de "Who Wants to Be Governor of California: The Debating Game" un espantoso concurso en el que seis tristes perdedores (entre los que se encontraban Coleman, un artista pop, y una actriz porno) se peleaban por la donación de 21,200 dólares para sus campañas electorales en el estado de California del 2003.

Tras un bochornoso papel, nuestro pequeño Gary perdió ante los encantos de la pornstar Mary Carey, aunque eso no le impidió empezar de todas formas su carrera electoral.

Mary Carey y Gary Coleman, competición de Monstruos...

Pero, ¿llego nuestro minihéroe negro muy lejos en sus aspiraciones políticas? Pues después de numerosos actos electorales con mujeres cuyos pechos triplicaban el tamaño de su cabecita, de baños de masas y de alguna que otra manipulación demócrata de su inocente candidatura republicana, acabó retirándose ante la más sólida personalidad de la única gran estrella que le podía hacer sombra: el action hero por excelencia Arnold Schwarzenneger. ¿Difícil de rebatir, verdad?

Pues ahí estaba. Lanzado al estrellato de la popularidad de nuevo!!! Bueno..., quizá no. Desde entonces ha vuelto a pasear su negro culo por insulsos documentales sobre su vida, penosos cameos y un par de tristes peliculillas.

... ¿Duro, verdad? ¿Creen que es un asco de vida? Pues no es nada si tenemos en cuenta lo peor, lo que le marcará hasta que sus pequeños huesos descansen en el agujero: Por mucho que intente destacar, buscarse las vida, o incluso conseguir un feliz y confortable anonimato, por siempre jamás... se le confundirá con Webster, el otro gran pequeño perdedor!!!!!!!

"I parody myself every chance I get. I try to make fun of myself and let people know that I'm a human being, and these things that have happened to me are real. I'm not just some cartoon who exists and suddenly doesn't exist. " - Gary Coleman

____________________________________________________________

Special Guest Star perpetrado por el amigo Kuroi Yume, principal acusado en el batalla legal: Estado de los Aburrimientos Unidos contra "Tierras de Cinegafia". Sabemos que ganará...

Algo Huele a PLUMA En LAS VEGAS...

Supongo que todos estaran de acuerdo en otorgar a Las Vegas el título de paraíso de lo hortera y el mal gusto; trajes a cuadros escoceses, sombreros y zapatos de rejilla, lentejuelas, laca, arquitectura faraónica, etc.

El americano comehamburguesas se encuantra a sus anchas en esta pesadilla estética (no te rías tanto, que aqui tenemos "Marina de horror" -"Mierdina d'Or para los muy entendidox- que lleva camino de ser delegación oficial europea de Las Vegas)

Uno de los efectos colaterales de este imperio del horror es que en Las Vegas han encontrado cobijo multitud de artistas de gusto dudoso que pueden dar rienda suelta a su locura plumífera sin despertar demasiadas sospechas, pero van listos porque a los de VideoArenA no se nos escapa ni uno a la hora de buscar víctimas a los que poner a parir.

En principio este líbelo iba a versar exclusivamente sobre el "Rey de Las Vegas", y no, no estoy hablando de Elvis, capullo, me refiero al verdadero "Rey de Las Vegas": ¡¡Liberace!! ¿Como? ¿Que no sabes quién coño es Liberace? Echa un vistazo a la foto, a ver si se te refresca la neurona...

 

Solo en Las Vegas se puede ir de esta guisa sin levantar sospechas, amigos.

Bueno, vale, tampoco te suena ¿no?, Liberace es la versión americana de Richard Clayderman, ¿qué? ¿qué tampoco sabes quien carajo es Richard Clayderman? ¡Joder, que te lo tengo que explicar todo, coño!!

Bueno, pues el Liberace este, que ya nos dejó hace unos años, era un pianista que se dedicaba a pasar por su turmix toda canción de éxito que tuviera la desgracia de pasar por su lado. Te cogía el "iesterdei" de los Bitels, o el "uat iu nid is lov" del Bur Bacarac y te hacia unas versiones vomitivas aporreando el teclado.

Pues a base de tocar canciones de los demás (vaya jeta el tío..) y de rebozar su piano (y a sí mismo) de lentejuelas y plumas, consiguió vender millones de discos.

No hay maruja americana que no tenga un disco en casa de este bote de laca ambulante.

Su conjunto y piano más discreto.

Ya sé qué estás pensando, este tío pierde aceite, ¿verdad?, pues a eso iba, se afincó en Las Vegas y allí, entre tanta lentejuela y laca, nunca levantó sospechas.

Bueno, como decía antes, en principio este artículo iba a tratar en exclusiva sobre Liberace pero mientras escribía estas líneas me acordé de quienes han recibido el testigo del bueno de Liberace como auténticos "Reyes de Las Vegas": ¡¡Siegfried & Roy!!

¡¡¡CAGÜENNDIOOOSSS!!¿¿¿TAMPOCO SABES QUIéNES COÑO SON SIGFRIED & ROY??? Venga, una ayudita, joder...

 

Bueno, ahora sí, ¿no? son esos dos magos que se dedican a hacer desaparecer y aparecer bichos de todo tipo, son algo así como el Ángel Cristo y la Barbara Rey de Las Vegas.

 

Si pensábais que Liberace era raro... No, amigos, por desgracia no, éstos no acaban de salir del cásting de "Masters del Universo"...

Liberace perdía aceite, pero estos dos tíos se quedaron sin la culata del cárter hace siglos. Por su aspecto merecen ser estadounidenses, pero para vergüenza nuestra no es así, estos dos sujetos son europeos, alemanes o austríacos, o las dos cosas a la vez, no sé.

El periplo de estos dos bultos sospechosos empezó hace unos 40 o 50 años (como lean esto se me van a cabrear) por estas tierras, supongo que escogieron ser magos porque es la única profesión en la que puedes ir vestido como una loca sin que te señalen con el dedo.

El número consistía en sentar sobre un taburete a un pobre guepardo y hacerle hacer las típicas gracias de dar la patita, saltar por un aro o cantar la Marsellesa.

La primera víctima de estos dos desaprensivos fue este pobre guepardo, id a saber por dónde para...

Aquí en Europa los clichamos enseguida y en cuanto pudimos les mandamos a tomar por culo. Finalmente ocurrió lo inevitable, actuando precisamente aquí en España fueron vistos por un norteamericano que, gracias a Dios, les propuso largarse a Las Vegas. ¡¡Las Vegas!! el único sitio del mundo donde te puedes poner unas mallas de lentejuelas montando una avestruz, y que encima te aplaudan y paguen por ello.

El espectáculo no ha variado demasiado en las últimas décadas, exhiben animales exóticos como tigres albinos, leones bizcos, etc., y les hacen las mil perrerías.

El número estrella de estos dos impresentables es coger una pobre elefanta llamada Gilda y hacerla desaparecer en un pis pas del escenario (no quiero ni imaginarme la hostia que se debe meter al caer por la trampilla...)

 

Si es que no me los dejan descansar, coño, con tanta visita VIP me los sacan de la cama a todas horas...

Sonreíd, sonreíd... que no se note que vamos hasta el culo de coca, jeje...

En principio este artículo finalizaba aquí, pero resulta que investigando sobre el actual paradero de este dúo plumánico he averiguado que finalmente pasó lo que tenía que pasar: uno de sus famosos tigres albinos decidió improvisar en pleno espectaculo y tomarse un pequeño piscolabis a base de carne de Roy (el moreno). Era inevitable, tanta pluma y lentejuela pone de los nervios a cualquiera...

 

Mantecora (el único de la foto que no parece un extraterrestre) pensó que era hora de cambiar de dieta, pobriño.

Afortunadamente la laca de Roy aturdió ligeramente al felino y el tipo pudo vivir para contarlo. Después de unos 3 o 4 años de rehabilitación, Roy (el moreenooo, joderrr) vuelve a pisar los escenarios, aunque ahora mira de reojo siempre al bicho que tiene detrás.

De todas maneras, de quien menos me preocuparía yo es del tigre de los cojones, a quien tiene que vigilar de cerca es a la elefanta, porque el día en que se harte de pegarse un guarrazo diario cayendo de la trampilla se va a liar una buena. Del ataque de un tigre siempre se puede uno salvar, pero de la furia de una elefanta cabreada no te salva ni Diox.

 

 

Que se anden con ojo porque Gilda la va a armar un dia de estos... Bien pensado un incidente así daría pie a un buen episodio de CSI Las Vegas: ¡¡Lunes noche, gran premiére de CSI, Grissom y Cia intentan averiguar qué cacho corresponde a Roy y cuál a Siegfried!!

Bueno, pues desde VideoArenA no me duelen prendas enviar un fuerte abrazo (frontal, eso sí) a Roy y que nos alegramos de su completa recuperación. Al rubio no le digo nada porque es un jeta (aunque eso sí, un jeta más inteligente que el otro porque no se acerca al los bichos ni loco), en el espectáculo simplemente levanta los brazos y grita: ¡¡TACHANNN!! Pues eso, mucha tranquilidad y que no hace falta que trabajes tanto, ejem.

____________________________________________________________

Plumífero y aceitoso post eruditamente potado por Truman Capullo en todo un alarde de sapiencia televisiva y moñeril, amigos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Dale al 'Rewind' y graba a esa Piba, que quiero verle las Tetillas...



Hoy, en MainstreaM: "DÉJÀ VU"

 

 

Como Val Kilmer se ha puesto de un gordo que asusta y añora mucho mucho los tiempos en que hacía el idiota con el bolígrafo quiere comprarse un pedazo de Home Cinema para videarse a lo grande una y otra vez "Top Gun", así que acude al Profesor Bacterio, quien en lugar de eso le encasqueta "La Máquina de Tirar Patrás", aunque el Kilmer no se huele el cambiazo porque es un rato bobo, sólo hace falta verlo sonreír para darse cuenta. Entonces invita a todos sus amigotes a su casa para echarse unas birras y verse unas pelis amateurs de tías en bolas, hasta que llega Denzel Washington, que sigue siendo el negro más listo de América, y aguándoles la fiesta les suelta aquello de: "¡Ey, tíos, que esto es una Máquina de Tirar Patrás!", tras lo cual el resto se queda en silencio y con cara de circunspecto gilipollismo. A todo esto, mientras tanto, James Caviezel, que se hartó de ser un buenazo en "La Delgada Línea Roja" y "La Pasión de Cristo" para que al final le pegason un tiro y lo crucificasen respectivamente, ha decidido cambiar el chip y volverse todo un loco tarado terrorista hijo de perra en Nueva Orleans, ciudad yanki ésta, por cierto, cuyos habitantes todavía siguen dándonos a todos mucha pena penita pena y son dignos de toda nuestra lástima debido a que el Katrina les dejó el parqué hecho un asquito y Mr. Bush Jr. todavía hoy, un año después, no se lo ha pagado. En fin, que en esas llega Denzel, que es todo un lumbreras, el tío, y suelta: "¡Ey, ya lo tengo!... ¿Por qué no me enviáis al pasado, compro el número de la loto que ha tocado hoy y nos forramos de oro los frenazos de los gallumbos?" De modo que eso hacen, pero da la casualidad de que mientras el más listo de la clase va a comprar el susodicho boleto se topa de bruces con Caviezel, quien está a punto de iniciar unos experimentos acerca de la permeabilidad de la carne humana churrascadita. Y es aquí donde a Tonny Scott, que hasta el momento se había mostrado bastante contenido -tan sólo jodiéndonos con unas pocas secuencias al ralentí "made in Bruckheimer" y unos muchos primerísimos planos de jetos del todo indecentes a la par que gratuitos-, se le va la pinza por completo jugando a las paradojas temporales cuando todos sabemos que ni siquiera aprobó Matemáticas de 1º de Bachillerato. Con lo que al final Denzel Washington muere pero no muere pero pone cara de estúpido, como de acordarse de repente de que a esas alturas de la mañana debería estar muerto; Caviezel muere pero sí muere pero te queda la duda de si sigue vivo o sólo medio muerto; y Val Kilmer desaparece desaparece, es decir, desaparece al cuadrado, cosa que teniendo la porción de pantalla que ocupaban sus primeros planos de mandíbula con berruga es del todo agradecer...

Y como hubiera gritado Chun Li, "¡YASTÁ!", así acabó "Déjà Vu", luego se encendieron las luces y el respetable comenzó a parlotear, bla, bla, bla, hasta el hastío, cada cual elucubrando sus respectivas e idiocias teorías acerca del evento, cuando en realidad tamaño desaguisado no lo explica ni el ilustrísimo Stephen Hawking empachado de diazepam.

PS (Versión Fast Forward sólo apta para los que hayan visto este truño):

"Si tuvieras que explicarle una historia del todo estúpida e inverosímil a alguien y supieras que no te va a creer ni por asomo, qué harías..."

"Pues... pues... lo intentaría, claro... No, no... espera... ummm... ummm... estoo... ¿sabes qué?... ¡A la mierda!"

_________________________________________________________


Digesivo Rennie deyectó esta crítica MaisntreaM nada más ver la peli todo y reconocer que una vez terminada le asaltó una extraña sensación... como si ya la hubiese "padecido" mucho antes...

A La Mierda Los Mitos. Desmontando el 'STREET FIGHTER II'

INTRODUCCIÓN

Dentro del mesmérico, desmesurado y sugestivo mundo de los videojuegos, existe un género que siempre me ha fascinado por encima de los demás; me refiero a los llamados “Juegos de Lucha”. Dentro del microcosmos que supone tamaña superchería, las premisas son pocas y palmariamente claras, de una transparencia tan cristalina que resulta casi abrumadora: Uno contra Uno y a espiñarse hasta soltar el bazo. Los programadores ponen todos sus esfuerzos en crear un entorno creíble así como unos luchadores verosímiles, aunque parece que no han caído en la cuenta de que el planteamiento de base es más erróneo que la carrera musical de Bruce Willis (recordemos que, bajo el sonrojante pseudónimo de Bruno y en plena folie a deux, Bruce firmó por una errante Motown en horas bajísimas)

 

Sí amigos, el boxeo existe, pero de eso a que dos macarras con chupa o victoriana camisa con chorreras se hostien empuñando tuberías en el contexto de un hangar abandonado con barras de energía sobre sendas cabezas, dista un abismo. Es por eso que, puestos a meterse en el juego y comulgar con el asunto, me parece más plausible que se dé en el mundo real algo parecido al Tetris (ya sea mediante nanotecnología o con cubículos de látex) que lo que acontece en uno de esos osados divertimentos tecnológicos que responden al nombre de “Juegos de Lucha”. Visto lo visto y siguiendo con esta apología del píxel, me veo en la obligación de tomar cartas en el asunto y posicionarme frente a nuestros acólitos. Mi “Juego de Lucha” preferido de todos los tiempos no es otro que el insigne STREET FIGHTER II. Ni Tekkens, ni Mortal Kombats, ni Soul Caliburs ni leches en vinagre. Por no hablar de las execrables exploitations y spin-offs que ha sufrido el propio Street Fighter; que si Alpha, Turbo, Chi-Cuadrado, T de Student, 3 y demás engañabobos de dimensiones faraónicas que no han hecho sino emponzoñar un mito.

 

Pues bien, entremos en harina y hagamos una vivisección en toda regla del jueguecito de marras. Haciendo especial ahínco, como es menester en esta casa, en las facetas más insólitas, peculiares, sospechosas y bizarriles del asunto que hoy nos concierne. Ya saben, están invitados a un viaje de no retorno por los recovecos más obtusos, incognoscibles y herméticos de la magnum opus de los 16 bits:

 

 

PERSONAJES

Un somero vistazo al inquietante elenco protagónico del Street Fighter II nos revela no pocas sorpresas y pasmos. La primera es de órdago. Miren que en este mundo de Dios hay miles de posibles estereotipos de macarrucios dispuestos a llegar a las manos por un puñado de puntos (el High Score como panacea del éxito) Pues no, a los creativos de Capcom se les agotó la imaginación a las primeras de cambio e idearon a dos tipos que, a la postre, son exactamente iguales. Como habrán intuído los más duchos en la materia, estoy hablando de los celebérrimos Ken y Ryu, un rubiales americano y un morenito nipón respectivamente. Pese a los miles de kilómetros que los separan, los dos bisoños se comportan exactamente igual, dando alas a la borgiana fábula del jardín de senderos que se bifurcan o a la teoría de las supercuerdas. Sea como fuere, un combate de Ryu vs. Ken rezuma más mimetismos que la estética de Calamaro para con Bob Dylan.

Luego tenemos a Honda, un gordales luchador de sumo que pasea sus lorzas por una suerte de sauna turca con más pena que gloria. Blanka es una especie de ser raro brasileño (disculpen la redundancia) que parece salido de la Fantastic Factory de Brian Yuzna o de una pesadilla de Don Coscarelli. Su triste figura se ve aquejada por una insólita mutación que provoca hirsutismo verdoso y mala leche a espuertas.

 

 

La guerra fría no ha terminado, el telón de acero sigue más sólido que nunca y para muestra un botón: Zangief es un puto ruso comunista que no sale de casa sin la hoz, el martillo y la botella de vodka. Como no podría concebirse de otra forma tratándose de un ruso hijoputa, el tipo tiene una cicatriz que le cruza el rostro, como esas que luce Dolph Lundgren cuando hace de soviet cabrón. La figura de Guile se sitúa en las antípodas del oso-hombre marxista. Es yanqui pero este no tiene inclinación por las artes marciales como Ken o Ralph Macchio. Guile no se anda con mariconadas; hostias como panes y san se acabó. Gasta estética paramilitar y maneras de galán trasnochado (esa vanidad final peine en ristre le delata), como cuando Dolph Lundgren encarna a un americano justiciero cabrón.

 

En realidad Mr. Bison es un Lagarto Visitante (esa gorraaaa)

 

Otro que tal baila es Dhalsim; un indio que está en los huesos y que adolece de extremidades retráctiles y aerofagia ígnea. El tipo vive en un palacete rodeado de lujo asiático, elefantes de porcelana y marroquinería flamígera hindú, pero como el hábito no hace al monje, a juzgar por su desgarbada y escuálida figura, más bien parece recién salido de un asador de shawarmas. Chun Li es la única fémina de la cuadrilla. Sin caer en la aborrecible discriminación positiva, poco malo se puede decir de ella. Tal vez recriminarle que vista una falda tan escasa en los suburbios de Shangai, más concretamente si es día de mercado y están degollando a una gallina a sus espaldas. El que pasa ad eternum por detrás con la bici, cual Sísifo de la ronda gala, parece encerrar aviesas intenciones. Entonces ya vienen los cuatro boss del juego, esos que no te puedes pillar y que (en teoría) son los más jodidos de desnucar. Y digo en teoría porque el primero con el que nos topamos es Balrog, un boxeador más patoso que Fernando Romay patinando sobre hielo. No se veía tal grado de loserismo en Las Vegas desde los tiempos del Elvis crepuscular o del Howard Hughes más descocado. El segundo boss es para mear y no echar gota. Se trata de Vega, un sevillano que (como Julián Muñoz con los paparazzis) se pega en el post-apocalíptico y delirante entorno de una caseta de la Feria de Abril (sic) Puñetazos y rasguños a mansalva entre copita de manzanilla y taquito de jamón.

 

Si el diseñador del Photoshop levantara la cabeza, amigos...

El siguiente sí que está hecho un buen cabrón. Se trata de Sagat, el malo perfecto. Es alto, fornido, sin escrúpulos, sabe full contact y tiene un concepto muy particular del masaje tailandés. Por último nos encontramos con M.Bison, un tipo no especialmente duro de pelar pero que acojona por eso de ir vestido de general de las SS. Algo así como Dolph Lundgren en una peli si hubiese hecho de cabrón en una peli de Tinto Brass.

 

BONUS

En la variedad está el gusto y como pegarse hasta el paroxismo no lo es todo en esta vida, Street Fighter II tiene un par de fases de frívola despreocupación. Una canita al aire, un pequeño divertimento en la aciaga vida de nuestros héroes, el remanso del guerrero. Pero como los personajes del Street Fighter son más brutos que Bud Spencer conduciendo una Derbi Variant pues nada, a pegar más hostias se ha dicho. La primera fase de bonus dista mucho de ser elegante y refinada y, en pocas palabras, consiste en destrozar un coche a patadas. El auto en cuestión parece un Audi aparcado en el puerto de New Jersey y la cosa está en darle mamporrazos hasta dejarlo roque antes de que se agote el tiempo. No se veía tanta frustración contra un ser inanimado y mecánico desde los tiempos del ludismo, eso o desde que a Jose Luis Moreno le dio por hacer de ventrílocuo.

 

Contra todo pronóstico, la segunda fase de bonus es más light y no va más allá de romper unos cuantos barriles que algún vinicultor iracundo lanza a traición desde un Eisensteiniano fuera de campo.

 

GRANDES BIOGRAFÍAS SINGULARES ESCOGIDAS

En el fondo, nuestros héroes no son más que un hervidero de píxels situados sobre un plano 2D de dudoso gusto, aún así cada ser tiene un pasado y el de estos quijotescos personajes, créanme, es de lo más pintoresco. Sin ir más lejos, la hagiografía de nuestra sin par Chun-Li es tan epatante como jodidamente absurda. Resulta que M.Bison asesinó cruelmente a su padre y por eso ella se metió en la Interpol (¿!), como si los dos hechos fueran mutuamente excluyentes y forzosamente concomitantes. Por su parte, el conspicuo Edmond Honda, todo un excampeón de sumo retirado, mata sus horas libres entre paliza y palizón ejerciendo de actor de Teatro Kabuki (sic)

 

Pequeña muestra de VideoArenoArte...

Guile no le va a la zaga. Resulta que el rubito meapilas está casado con una tal Jane, que a su vez es hermana de Eliza, al alimón esposa de Ken Masters. Lío de faldas del cual se deduce dos cosas: Guile y Ken son concuñados y en el mundo del videojuego la droga corre que da gusto. Ryu es el malnacido que le hizo el cacho de cicatriz en el pecho a Sagat. Le endosó un puñetazo de padre y muy señor mío que dejó al exiguo tailandés más postrado que el amigo Ramón Sampedro. Para el final he dejado la biografía más despollante. Por lo visto el bueno de Vega, que tiene una pinta de andaluz que no se la salta un gitano (hasta traje de luces lleva el tío) pues resulta que es catalán. Como lo oyen, Vega nació en el seno de una acaudalada familia de la alta burguesía barcelonesa. Como parte de su exquisita formación, nuestro gladiador rococó predilecto (en esta casa siempre preferimos el “por exceso” al “por defecto”) recibió unas clases de lo más especial...sabe torear como el mejor de los diestros y domina las arcanas técnicas del ninjitsu. Vamos, que el chaval es más apañao que el nostrado y campechanísimo Príncipe Felipe.

 

MISCELÁNEA

Este residual apartado hará las veces de coda a tan luengo y farragoso artículo y en él (los que todavía aguantasen esta soflama) encontrarán algunas curiosidades y desvaríos relacionados con el ilustre Street Fighter II Champion Edition. En primer lugar, querría sacar a colación un tema que me estremece cuando no hace que me parta el pecho de risa. Mis compañeros de redacción ya saben a qué me refiero porque les he dado la vara con el asunto en más de una noche etílica. El caso es que, cuando el tiempo de un combate se agota sin que la lucha tenga todavía vencedor, entonces la cosa queda en tablas. Como es muy infrecuente que esto acontezca, pues los programadores escurrieron el bulto porque no tenían putas ganas de hacer horas extras en el curro y entonces, cuando un combate acaba con el incómodo “Time Out”, fíjense en la fisonomía de los aguerridos púgiles. Los tipos se quedan con una cara de circunstancias tal que sus ridículos rictus provocan un hilarante efecto en el respetable. El fenómeno se repite con el jeto que se les queda tras el bizarrísimo “Double K.O”

 

Para finalizar, permítanme la osadía de que les resuelva una de esas dudas que, por su gravedad, parecen marcadas a fuego en el genoma humano. España, ese páramo de charanga y pandereta; cuna de ilustres latifundistas y folklóricas politoxicómanas. ¡Oh, España!, “Si es que semos unos jatchondos” Pues sí, nos creemos los más listos de la película y en el solar patrio no sabemos más que hacer el ridículo. Esto viene a cuento del combo más notorio del Street Fighter II, el conocido en la piel de toro como (Jayúquet!!!) Pues bien, si antes hablábamos de mimetismo, para muestra este botón: el combo de las narices no dice otra cosa que SORYUKEN. En efecto, los nombres de nuestros titanes favoritos se funden en una contracción de difícil pronunciación y peor gusto pero que a la postre funciona. Bueno, dicho esto vuestro amigo Berrakus se despide hasta nueva orden y para ello utilizaré las palabras que articularía Chun-Li por las españas: ¡YASTÁ!

_____________________________________________________

Post SUPERCURRELADO Y SUPERVITAMINADO firmado por el insigne M.A. Berrakus , que tiene más paciencia que un Santo, el hombre, y no como el pesao del Smegman, QUE ME tiene harto cagondiós! 

PS: (¿Ya está contento el neneeee? Pues a cascarla, tiquiXmiquiX de los huevoX !)

Lefa de los Hombres


Hoy, en MainstreaM: "HIJOS DE LOS HOMBRES"

 

 

En un futuro no muy far, far away, es decir, que ya casi lo tenemos en la chepa, amigos, las mujeres se vuelven más locas de lo que ya están, de modo que se vuelven todas feministas radicales y declaran en huelga sus vaginas. Esto, como podrá dedudirse, tiene unas consecuencias catastróficas para el Hombre en general, como especie, porque ya no habrá más descendencia, y para el hombre en particular, con h minúscula, es decir, como ser vivo basado en el carbón a una polla pegado, porque ya no podrá volver a follar en la vida. Y es por eso mismo, porque hace ya no sabemos cuántos años que no moja el churro, que Clive Owen va por la calle con esa cara de amargado y esa pinta de desarrapado. De modo que así de mal anda la cosa, hombres y mujeres, todos locos, los primeros porque no follan y las segundas porque ni follan ni dejan follar. Con tanto semen, testosterona y mala baba retenidos no es de extrañar que al final el pato lo acabasen pagando los de siempre, en este caso, como es costumbre "los inmigrantes" de todo el orbe, o hablando en plata, "los negros", que para eso son los que históricamente han estado más acostumbrados a aguantar la mala leche del "hombre blanco". Mientras en la conferencia "Proyecto Hombre" las representantes feministas negocian con los sindicatos para llegar a un acuardo y suspender la huelga, antiguos trabajadores de los laboratorios de espermicida, fabricantes de condones y las multinacionales "PreNatal", "Jané" y "Chicco", completamente arruinados, se alían en la sombra para formar una ETA ecológica y multirracial. A todo esto una chica "de color" decide saltarse la huelga y echar una cana al aire sin potrección y le sale rana; quiero decir que el test de la rana le sale positivo, con lo que le cuelan un gol de penalty por todo el orto al Gran Matriarcado que debe ser subsanado de inmediato, así que las mujeres cabreadas por un lado, los sindicatos cabreados por otro, y los damnificados terroristas cabreados por el otro, todos quieren repartirse a la negra embarazada para sus negros fines. Pero en estas llega el héroe con barba de cuatro días, alias Clive Owen, que para eso es el que más cobra, y rescata a la preñada de sus zarpas, llevándose a casa de su amigo Michael Caine, que es el único hombre feliz en toda la faz de la Tierra, no sólo porque es un fumeta de la rehostia, sino porque el muy cabrón se consuela pensando lo siguiente de su mujer: "Sí, sí, yo no follaré, pero mírate tú; vegetal y en una silla de ruedas, jajajaja!!!". A partir de aquí todo se lía mucho y todo el mundo huye de todo el mundo en renaults méganes maqueados para que se note que son del futuro, hasta que a la negra le da por romper aguas y se lía la de Dios, una batalla campal por conseguir el bebé que ni la de Omaha Bitch. Pero Clive Owen es mucho Owen y consigue sacar indemes a la madre y su criatura mientras los demás se parten los piños. Luego llega el barco de GreenPeace, que como ya no salva ballenas, porque nos las ventilamos todas, ni focas, porque las matamos todas, ni osos polares, porque el agujero de ozono les provocó a todos cáncer de piel, ahora se dedica, ironías tiene la vida, a salvar de la extinción a los hombres...

Y ya está, así acabó, "Hijos de los Hombres", con las feministas ultrajadas, los sindicatos cabrados, los terroristas bien jodidos, los de GreenPeace más contentos que unas pascuas con su nuevo "Copito de Nieve", y Clive Owen solito y triste en la barca, que no quiso subir al barco porque ya se sabe cómo solucionan los marineros la soledad y el menda le tenía mucho aprecio a su retaguardia...

 ___________________________________________________

 


Agradecemos este producto MainstreaM al jamás bien ponderado Digesivo Rennie y su "pretty hate machine" para con el mundo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres