Blogia
kostra

Los Scouts de Playmobil fueron a repartir galletas... y salieron rijostiados...

Hoy, en MainstreaM: BLACK HAWK DERRIBADO

Black Hawk Derribado


Alguien en el Pentágono dice: “Hemos tirado el saco de arroz donde no tocaba y lo ha cogido el negro que no debía, de modo que tenemos que intervenir…”, y entonces va y mandan a los Boy Scouts a repartir “galletas”. Los Scouts se dividen en dos clases: los que llevan casco de bici negro, que han ido todos a la escuela de pago, y los que llevan casco normal, o ni siquiera saben ponérselo, que han ido a la escuela pública o directamente ni saben lo que es la escuela. Los Scouts tienen además un enchufe en el departamento de ventas de la casa “Playmobil”, porque tienen todos sus vehículos y complementos sin pagar un duro; el helicóptero de “Playmobil”, el jeep de “Playmobil”, el Fort Apache de “Playmobil”, el quirófano de campaña de "Playmobil", y así hasta un largo y castrense etcétera… y que conste que el Barco Pirata no porque ese lo tienen en Irak. La vida del Scout es muy dura; juegan al ajedrez, hacen dibujos con plastidecors, preparan café de importación, juegan al baloncesto, hacen su particular “Club de la Comedia Private Version”, y asan jabalíes somalíes para cenar. A pesar de un quehacer cotidiano tan arduo son buenas personas y sus intenciones son del todo loables y buenas, pero ojo con rechazarles sus humanitarias cajas de galletas porque entonces se lo toman a mal y te acribillan el hígado a plomo y metralla. Hay cinco Scouts que nos interesan especialmente: el Scout Legolas, que falto de sus greñas y sus orejas picudas Mister Spook no es gran cosa y en cuanto le pones una cuerda en las manos, como le falta el arco, lo confundes automáticamente y va y se pega la gran toña del año y se queda en el suelo como muerto y todo acongojadillo; el Scout Harnett, quien hasta la coronilla de que le dieran hasta en el carné en Pearl Harbour se cambió de guerra a ver si por lo menos así se libraba del imbécil de Ben “mandibulorra” Affleck; El Scout Obi Wan, que no sólo es un cobarde de tomo y lomo sino que además no tiene ni idea de utilizar armas de fuego, ya que a él sólo le ponen si van a láser: especialmente dado a atraer cualquier tipo de bazokazo sobre sí, se aprovecha de La Fuerza fuera de Saga para salir sin un rasguño de explosiones de las que cualquier otro Scout saldría partido en dos; el Scout “Partido en Dos”, que, como su nombre bien indica, es un pobre infeliz al que reducen al mínimo común múltiplo por la vía rápida y bestiaja (atención al compañero hijupota que aprovecha la (des)coyuntura para mangarle el peluco); y finalmente el Scout Increíble Hulk, que cansado de destrozar su vesruario de marca cada vez que se ponía "verde" y "ancho" de rabia, se pasó al ejército para al menos así tener ropa de gratis. Todos éstos y algunos más Scouts de atrezzo se van al mercado a repartir galletas pero se encuentran con que allí todos son racistas y nadie los quiere por que son blancos, de modo que allí se lía la de Dios, como en El Ejido aquél pero al revés y en más bruto. Es entonces cuando descubrimos por qué en el Tercer Mundo las cosas van tan mal, y es porque sus habitantes oriundos hay algo que no acabaron de entender bien, ya que van al encuentro de las balas en lugar de esquivarlas… Al final a 19 pobres Scouts les dan pasaporte y otros tantos muchos tienen que pedir la baja. De negritos flacuchos a quienes encantó encajar la Bala Americana hay unos 1000, pero en eso apenas nadie repara; las lágrimas resbalan mejilla abajo tintadas de preciosas estrellas y largas barras.

...Y así acabó Black Hawk Derribado ... con dos helicópteros Playmóbil menos y sin el dichoso saco de arroz...

_______________________________________________________________

Digestivo Rennie


Ensalada de tiros veraniega y MainstreaM aliñada por Digestivo Rennie con aceite de oliva Virgen Extra y una poca bastante de Uva Mala
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

laceci -

que ha pasado con el banner que no lo veo?

Jack Tatum -

Este blog está ¡de puta madre! Sí, aunque sé que probablemente esté alabando la obra de una panda de psicotrónicos descerebrados -¡hermanos, por fin os encontré!-, pero bueno...En serio, todo lo que huela a cinefagia, Cronenberg, H.G. Lewis, ETC. provoca un profundo sentimiento de gases dentro de mí, snif! seguid asíiiii!

laceci -

bueno, es que esas pelis de tiros...me matan...
:-P

doncristal -

Por lo menos el Playmobil Obi-Wan se atreve a confesar que durante la Tormenta del Desierto (esa farsa que sirvió para ponerle a los 'clics' el uniforme color camel y unas bandanas) hacía un café riquísssimo... Un crack!

engelson -

Creo necesario comentar una cosa que me pareció curiosa, un garrafal fallo de guión que deja esta obra coja de un elemento imprescindible. Me parece recordar que los playmobil constaban de marines y de rangers, dos cuerpos del ejército endurecidos en cientos de batallas con cojines y almohadas. Pues bien, debo expresar mi más enérgica protesta porque en esta peli no aparece el ranger más famoso: Walker Texas Ranger, me la pela que sea de Texas; un ranger como Walker debía haber aparecido. Habría solucionado el conflicto con unas cuantas patadas de su doble para las escenas de acción.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres