Blogia
kostra

"KOMSER SEKSPIR": Cuando el Cine Turco Perdió la Cabeza

Hará cosa de dos semanas, mi santa novia se fue de vacaciones a Turquía. A la pregunta: “Cariño, qué souvenir quieres que te traiga” le respondí sin titubear: “A ver si me encuentras el Star Wars turco”. La misión era complicada pero, pese a no poder dar con la obra maestra del apropiacionismo chusco, el asunto se saldó con éxito. Resulta que, después de patearse medio Istanbul, encontró una suerte de video-club llenito de joyas, se dejó aconsejar por el lugareño y acabó comprando una película que el menda del local pirateó in situ y ad hoc. Vamos que aquello más que un acto de piratería fue un comportamiento digno de corsario o bucanero. Poco menos que una compra con patente de corso.

 

 

La sorpresa fue mayúscula cuando semejante obra de arte cayó en mis manos. Ahora es mi espíritu altruista y filantrópico el que me impulsa a compartir las mieles del séptimo arte con todos ustedes, los fieles e ilustres lectores de la VideoArenA. Y esto es lo que pasa cuando se mira una peli turca a una velocidad de 10x y con dos botellas de vino en el cuerpo:

 

 

La cosa empieza como Bailar en la Oscuridad pero sin Björk. Hay una obra de teatro amateur, se está representando “Blancanieves y los 7 enanitos”. Por el aspecto del tinglado aquello no es el Royal Albert Hall, más bien parece el gimnasio de una escuela pública turca. Pues bien, en esas estamos cuando a la protagonista (Blancanieves) le entra un jamacuco de tres pares de cojones y tiene que ser trasladada al hospital ambulancia mediante. La magia del montaje cinematográfico nos traslada a una concurrida comisaría del centro donde el padre de Blancanieves ejerce de comisario chusquero. Sus métodos son más bien poco ortodoxos a la par que expeditivos; como el amigo Chinorris, piensa que no hay problema que no se pueda enmendar con un par de hostias bien dadas. El comisario se encuentra en plena faena cuando una llamada le alerta de que su hija está hospitalizada.

 

 

Al igual que La Colmena de Cela o el Manhattan Transfer de John Dos Passos, "Komser Sekspír" es una obra coral y, como tal, sigue las reglas del género. Los personajes que tendrán importancia en el desarrollo futuro de la trama van haciendo acto de presencia, bien regalándonos pequeñas pinceladas de su genio (los menos), bien haciendo el más espantoso de los ridículos (los más). En esta tesitura entra en acción Tatü, encarnado por Okan Bayulgen, un delirante impersonator de Keanu Reeves en Matrix. El tipo viste una larga cazadora de piel y (al igual que Neo) sufre delirios de grandeza y accesos de hipoglucemia. El tío cree que está dentro de Matrix y no anda del todo descaminado, el tráfico de Istanbul es también una red inaprensible y jodidamente peligrosa.

 

 

Mediante dos escenas elegantemente hilvanadas aparece Mülde Ar, la prostituta de buen corazón. Sí, como Pretty Woman pero con más bien poco de pretty y lo de woman debería demostrarlo ante notario. Cuando oye al Neo apócrifo pegando berridos desde la calle, ella se encuentra prestando servicio a un tipo calcado a Vicente del Bosque. Entonces aparece el homeless de turno que se mete en líos por querer robar un kebab. La prostituta acude en su ayuda, se monta el escándalo en plena vía pública y los dos terminan en el trullo por un quítame allá esos shawarmas. La casualidad (o un guionista superlativo) decide que acaben dando con sus huesos en la comisaría de quien ya estáis imaginando.

 

 

En un momento dubitativo, turbio y poco esclarecedor del metraje, entran en escena los gángsters. Todavía no sé qué cojones están tramando; se están enseñando las pistolas en una whiskería y, por “h” o por “b”, el capo acaba en el puto cuartelillo. Por su parte, Neo (que encierra un inquietante parecido con el ínclito Night Shyamalan) se mete en un lío de drogas y ya podéis ir imaginando dónde termina. Sin comerlo ni beberlo (bueno, no pondría la mano en el fuego con lo de beberlo) ya tenemos compartiendo celda al mafioso, la puta, el homeless omnívoro y a Neo.

Como les faltaba un personaje para completar el elenco pues nada, un deus ex machina por aquí y ya tenemos entre rejas a un predicador callejero que no sé muy bien qué predica porque la jodida pancarta está en turco. Lo único que sé del cierto sobre su persona es que es calvo y lleva una camiseta imperio. A todo esto el comisario se entera de que lo que tiene su hija es leucemia y que ahora es el momento de hacerle recuperar la joie de vivre y permitirle todos los caprichos a la niña.

Como su hija ha estado convaleciente y ha podido ensayar menos que el grupo de Steven Seagal, pues pierde el papel protagónico de la función y ahora Blancanieves pasa a ser la pija de la clase. El padre se pone hecho una hidra y monta el pollo vestido de pitufo en plena función pero ya no hay tu tía. La Blancanieves leucémica se ha quedado compuesta y sin enanos. El comisario tiene un cabreo del quince y, como buen policía que es, una voz en su fuero interno le susurra: “¡Mi hija va a tener su función por mis cojones!" Entonces cae en la cuenta de que el bocas de Neo hace alarde de ser un gran actor (como Keanu Reeves, oye) y una descabellada idea le cruza el espinazo. “Va a haber función, joder si la va a haber”.

El mal ya está hecho, no hay vuelta atrás. Ha llegado el momento del tour de force: Representar Blancanieves en una comisaría con delincuentes haciendo de actores. El cine turco está a escasos minutos de tocar el cielo, amigos.

Manos a la obra. El comisario encarga a sus esbirros que hagan un cásting por la glamourosa noche turca para encontrar al príncipe de la historia. Como cabría esperar, la legión de losers que quieren encarnar al galán no satisface las exigencias del comisario. Entonces deciden pillar al vagabundo encarcelado y lo someten a un cambio de look a punta de pistola (literalmente), algo así como cuando trataron de duchar a Neil en The Young Ones.

El cásting para encontrar a la reina no resulta mucho más halagüeño. Los polis recorren garitos jevis en los bajos fondos y dan con cuatro zorrones a cada cual más macilento. Ante tan desalentador panorama nuestra enchironada prostituta se gana la confianza del director de cásting con su soberbia imitación de un orgasmo. Ya tenemos reina. A falta de enanos, siete niños víctima del fracaso escolar servirán para el cometido. Por su parte el enajenado predicador asumirá el papel de cazador. Mientras tanto, el gángster observa el bizarro proceso creativo desde su celda, con una extraña mezcla de escepticismo y miedo por lo que le pudiera acontecer en un futuro inmediato. Por descontado, al engominado mafiosillo le toca bailar con la más fea. Vamos, que el tío acaba pillando, joder si pilla. Resulta que la prostituta se rompe una pierna mientras están montando el Kostroso atrezzo y causa baja. No queda otra, al mafioso le toca hacer de soberana y toda una reputación ganada en las calles a base de tiros y extorsión se va al garete en cuanto se enfunda el arrebatado traje de reina mora. Los primeros ensayos con el vestuario puesto se saldan con un rotundo fracaso. El elenco de comediantes actúa peor que Ana Obregón con amnesia retrógrada y el diseño de producción digamos que no lo firma Ridley Scott.

A todo esto, le comunican al comisario que la función va a ser retransmitida en directo por la televisión nacional; algo así como la versión turca de El Coro de la Cárcel. Entonces viene un pasaje más aburrido que una revista de coches que tuve a bien pasar a una velocidad de 20x. En ese momento me estaba entrando el bajón del vino y aquello empezaba a ser un bad trip rocambolesco.

Los ensayos se suceden entre la hilaridad y el bochorno; que si la escenita del espejo, que si la manzana... cuando en estas que, desconozco la causa, un grupúsculo de mercenarios chechenos entra en acción, pistolón en ristre, y se cargan al mafioso en pleno lavabo turco. El papel de reina parece ser víctima de una lóbrega maldición. ¿Acaso el vestido fue bordado sobre un antiguo cementerio indio? Nunca lo sabremos. El caso es que el comisario coge las riendas del asunto y se enfunda el corsé y la corona.

 

 

Llega la televisión, llegan los GEOS, llega la Guardia Civil y la casa sin barrer. A improvisar se ha dicho. El público se descojona en las escenas dramáticas. La obra parece tener más fisuras que el neumotórax de Jesús Gil pero los acontecimientos dan un giro inesperado. Los actores sacan su pundonor, éxito de crítica en Cahiers du Cinema y todos a celebrarlo. A causa del achispamiento por las copitas de orujo y ratafía, el comisario acaba liado con la puta, la hija con el mendigo y todos llorando en plena follie a deux psicodramática.

 

Así termina "Comisario Shakespeare", y se preguntarán “¿A qué viene lo de Shakespeare?” Pues ni puta idea amigos, no se hace mención al de Stratford en toda la película pero, ya saben, así son los turcos. Para acabar de forma elegante podríamos decir que el film es un tratado de sociología lumpen. Una película tan trasnochada como felizmente entrañable.

 

_____________________________________________________

M.A. Berrakus excretó esta nueva entrega de InfraMugre ayer mismo en mi correo, y como el resto de cabrones de redactores de VideoArenA (ejem) hace eones que no me mandan un puto post, pues ya veis, al día siguiente publicadito y en primera página. Creo que se capta, ¿no?. Pues eso, hideputas, a darle al teclado, que se nos hecha encima Sitges y esto está más muerto que el manubrio de John Holmes!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

nike shox sale -

Hi, thanks very much for the useful article. Hoped to add your feed. However unfortunately it never seem to be working in my browser.

Nike Shox Rivalry -

Friendship will be thinking about caring, written in regards to write in the sincere greeting will bless, written in the beautiful words, words written in my heart, I will write on the blessings, wish your happy, happy friends long company!

Nike Shox Turbo -

To make good use of life one should have in youth the experience of advanced years, and in old age the vigor of youth. (Stanislars I, Polish king)

M.A Berrakus -

En efecto amigo SickBoy, lo del plato es para mear y no echar gota. Ni te imaginas lo recatados que pueden llegar a ser los turcos, aunque luego le vaya tirando los trastos a toda fémina que pasee por Istanbul.

SickBoy -

Por cierto, que se me olvidaba....es IMPAGABLE lo del plato entre los dos tortolines. Sigo flipando cada vez que lo veo. ¿Publicidad subliminal del Ikea?¿Cómo se va a despertar Blancanieves con semejante mierda de beso?...Me pregunto.

SickBoy -

¿Raúl en horas bajas y jugándose el tipo por comida?Daría algo por verlo, pardiez.

Aaah, quien pudiera ver tamañas bazofias para reírse un rato...Envidia me dáis, pero no hay película aburrida sino copa de menos (revisión de otra frase algo más machista)...

Saludos, redaxión, seguid trabajando como fieras en textos tan cojonudos como this. El TurkishNeo se parece al Shyamalan, afirmo.

M.A Berrakus -

Jajajaja.
Ya estamos otra vez a la greña. Menudo equipo estamos hechos, aquí no se perdona ni una.
Gracias Currambera, hay que extender la plaga kostril por toda la America latina.

El Vaugan -

Viniendo como vienen estas palabras de alguien a quien he visto más de tres o cuatro veces "ciego" de vino y otros licores, mantendré sus acusaciones de mentiroso para con mi persona en una más que ilustrísima "suspensión de mi credulidad"... :P

dr. smegman -

Estimado patrón Vaugan, por el inicio de su anterior comentario se puede deducir fácilmente que lo de "el vino me da igual" es una mentira flagrante.

El Vaugan -

Berrakus, a ver si ace ese visionado pero ya, amí el vino me da igual que ya sabes que siempre me "abstengo".

Currambera, gracias, tú léenos todo lo que puedas recomiéndanos a todos tus amigos, que todavía la UNESCO no nos ha declarado Patrimonio ContraCultural de la Humanidad, pero ya nos va faltando menos.

ArenileX SaludoX y comentar más, coño, que aquí no nos comemos a nadie... Bueno, el Chinorris, si lo pilláis con gusa, tal vez sí, ¡pero podemos atarlo! XD

currambera -

No jodais! a mi me mola la página y la estoy recomendando además no todos los que la visitan dejan posts... YO LOS RECOMIENDO A TODO EL QUE PUEDO ACA EN MI COLOMBIA QUERIDA!, continuad, seguid, luchad, que acá os leeran!

M.A Berrakus -

Ei tíos, acabo de ver que un pájaro ha entrado hace escasos 5 minutos desde turquía. A ver si la vamos a tener montada como aquella vez con los fanáticos de Hercóbulus.
Rezad para que el tío no conozca la lengua de Cervantes.

M.A Berrakus -

Tranquilos amigos, eso está hecho. Tenemos que hacer un visionado conjunto con muchos litros de alcohol y sal de frutas a espuertas.
Yo traigo el vino.

dr. smegman -

Excelente Berrakus, me he reido a gusto pardiez!!! Espero que tenga ud. a bien pasarme esta magna opus junto con un par de riojas de su adorable madre...

El Vaugan -

Coño, pues sí que se parece a Raúl, sí...

Berrakus, quiero ver este bodrio a la orden de ya!!!

M.A Berrakus -

¿Se refiere usted al inefable Raúl? Hombre pues una retirada sí que la tiene. Deberías verlo después de que lo acicalen, entonces es clavado a Cañizares...

Mattu -

¿Os habeis percatado por esas casualidades del visionado por encima y de solo un fotograma, que el vagabundo que quiere mangar un kebab tiene un parecido razonable al hombre que mira el cielo en los partidos de la selección de jurgol cuando suena el himno? Porque otra cosa no hace...Es que hasta estas cosas copia (u homenajea, segun quien lo vea) el cine turco, cagüenredios...

Seamother -

Gran historia, la que hay detrás de esta película, que adquirí por 2,5 ecus en un videoclub-hackerhome de 6 m. cuadrados... Aiiix Istambul, Istambul
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres