Blogia
kostra

No hay Soccer en Nueva York (pero sí Hostias y DiCaprios)

Hoy, en MainstreaM: GANGS OF NEW YORK

Black Hawk Derribado


Las selecciones nacionales de Italia e Irlanda se dan cita en Nueva York para disputar un partido amistoso, pero como el encargado de llevar la pelota se la dejó olvidada en casa, pues entonces van todos y empiezan a darse de hostias y lo dejan todo perdido de sangre. El Capitán del combinado spaguetti es Daniel "sobreactuado" Lewis y el del equipo de los pelosrojos es Liam "desmañado" Neeson, quien al final del encuentro decide dejarse matar por su homólogo enemigo cuando de repente toma consciencia de que el hijo que trajo al mundo se convertirá con los años en el inefable Leonardo DiCaprio. De todos modos su sacrificio es en vano, ya que ni siquiera 16 años de infernal reformatorio consiguen hacer de DiCaprio algo distinto del mismo DiCaprio. Así que ahí lo tenemos, 16 años después, entera y completamente DiCaprio, todo él en suma, suelto en Nueva York y con sed de venganza, aunque esa sed se la apaga pronto Cameron Díaz con su par de razones. Es entonces cuando la cosa se pone calentita y calenturienta porque los dos se predisponen a hacer guarreridas y nosotros creemos que al fin vamor a verle el par de razones a la Díaz, pero nada de nada, amigos, porque en ese instante van y se ponen a jugar a enseñarse las cicatrices mutuas, lo mismito que en "Tiburón", ¡los muy cochinos!, y el tetamen acaba brillando por su ausencia. Mientras tanto DiCaprio sigue siendo DiCaprio -con lo de peor que ese simple hecho tiene para el mundo- y se las arregla para ser fichado por la selección italiana haciéndose pasar por capital holandesa, con el objetivo de acabar con su líder, pero este plan ya del todo manido y revisto se lo frusta Henry Thomas, chivándose, el muy cerdo, porque desde que en el 82 le privaron de la compañía de ET ha crecido siendo un miserable resentido. Así que Lewis, sobre aviso, coge al holandés impostor y le jode el careto con un hierro al rojo, pero aun así no basta, seguimos reconociendo a DiCaprio en el rostro de DiCaprio, ¡Y eso que van ya más de dos horas de insoportable Scorsada! De modo que al final todo vuelve a resolverse en otro "amistoso partidillo" en el que, ¡Oh, Gran Sorpresa!, Irlanda le devuelve la derrota a Italia, y DiCaprio la cuchillada a Lewis, lo cual demuestra que Dios no existe, o, de existir, no es misericordioso para con la Humanidad... ¿si no, a qué iba a dejar con vida al maldito DiCaprio?


...Y así acabó Gangs of New York... con un plano del Sky Line Neoyorkino huérfano de su par de amados gemelos torreones, los dos binladenadeados, y todos -espectadores extracomunitarios y extrayankis incluidos- lloramos mucho mucho, seguro seguro, snif snif...

snif...

_______________________________________________________________

Digestivo Rennie


Rollo histórico, yanki, aburrido e intrascendente, cacareado por Digestivo Rennie al amanecer, tras una interminable noche de ardor estomaquil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

carlangas -

uy, qué ingeniosos sois todos!!

qué pesado el scorsese este con sus coñazos de pelis largas y leeentas...

hala me voy a ver lo último de la troma, que como soy así de friqui malfollao me parece mucho más chanante.

no me busquéis después, que voy cargando la escopeta para volarme los sesos

engelson -

Yo he visto otra versión distinta a la vuestra y a la de Psicopanadero, en realidad era una precuela muy conseguida. Con un cuidado diseño de producción y una fotografía que recuerda a los grandes pintores holandeses, nos muestra la triste infancia de Leonardo como cultivador de patatas en su Irlanda natal y como su padre tuvo que emigrar a raíz de una polémica religiosa que mantuvo con el obispo de Armagh. Daniel, por su parte, era un elegante joven aficionado al poker y a las bellas mujeres, que acababa de publicar su primer libro de poesía.

Megustael Peplum -

Hombre, piense que la Díaz no tiene mucho peramen. Si va a aguantar un tostón de dos horas largas para verle glándulas mamarias a la prota, le recomiendo Alejandro, ese par de protuberancias que se ríen de la gravedad de la Dawson no tienen precio...

Psicopanadero -

El final fue tan bonito e idílico que casi vomito de felicidad. Aunque creo que tenían otra versión. En ella, Leonardo Di Caprio le perdona la vida a Daniel Lewis que, agradecido, no le apuñala por las espalda.
Deciden dejar Nueva York para irse al sur a cultivar remolacha, donde son apaleados hasta la muerte por unos racistas del Ku Klux Klan que los confunden con negros.
La cámara se aleja lentamente de los cuerpos demacrados y ensangrentados de Lewis y Di Caprio mientras una bandera estadounidense aparece cada vez con más nitidez de fondo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres